Desde la Residencia de Enfermería en Cuidados Críticos del Hospital San Bernardo se realizó una exposición sobre “Cuidados de Enfermería en Pacientes con Epilepsia”, un trabajo que destacó la importancia de la detección de riesgos y el manejo adecuado en el momento en que se desarrollan las crisis.

Fue en el marco de los Desayunos de Trabajo que organiza mensualmente la Comisión Académica de Docencia e Investigación (CADI) del nosocomio. El expositor, el Licenciado en Enfermería Ramón Eduardo Coronel recordó que la epilepsia es uno de los trastornos neurológicos crónicos severos más frecuente que afectan a una proporción importante de la población. A nivel mundial, la incidencia de crisis no provocadas oscila entre 50 y 70 casos cada 100.000 habitantes por año. En tanto, la incidencia de casos que presentan ataques continuos es de 7 a 14 cada 1.000 habitantes.
Un estudio realizado en Argentina por el CONICET y el Centro de Neurológico del Hospital Ramos Mejía revela que la epilepsia se presenta en 1 de cada 200 personas, según detalló Coronel. También señaló que la patología duplica o triplica el riesgo de muerte en quien la padece y tiene una morbilidad alta, predisponiendo a los pacientes al desarrollo de enfermedades respiratorias, metabólicas y psiquiátricas.
Coronel explicó que el rol del personal de enfermería resulta fundamental no solo para la detección de riesgos ante una crisis epiléptica sino también para brindar apoyo psicológico y educativo tanto para el paciente como para la familia.

A su vez recordó los cuidados que debe tener el personal de enfermería ante la presencia de una crisis de epilepsia:

  • Mantener la calma
  • Nunca abandonar al paciente
  • Pedir ayuda
  • Avisar al médico de guardia
  • Administrar oxígeno y aplicar medidas de protección